martes, 6 de septiembre de 2016

7 Consejos básicos para elegir una camisa de calidad

Por Jaime Duarte Mtz.
Socio Director de SIGNUMS Imagen y Reputación
@JaimeDuarte
www.JAIMEDUARTE.com.mx


Cuando vayas de compras ten en cuenta amigo estos consejos para elegir la mejor camisa para ti y que usarás en tu oficina o en tu lugar de trabajo:

1. No te dejes llevar únicamente por el precio

Si bien es cierto que encontrarás en el mercado camisas bonitas en marcas de prestigio, hay prendas de menor precio con buenos diseños y texturas. Lo importante es que te guste, luzca impecable y te quede muy bien. Yo he constatado que, lamentablemente, la hay marca muy caras y horribles, como marcas medias estupendas. Es mejor que sí te des tiempo para explorar lo mejor.

Personalmente me encantan las camisas de las marcas Pink, Camicissima y Oscar. Cada quien, ¿no?

Por supuesto que puedes mandar hacerte tus camisas a la medida exacta. Busca un buen modista. 

2. Piensa antes con qué otras prendas la vas a combinar

No es lo mismo una camisa sport (con botones en el cuello) que una camisa formal, que se usa obviamente con traje formal y puede ser e puño sencillo o francés. La primera se puede portar con saco, pero es más pertinente acompañarla con un blazzer casual (de otra textura). La formal, por su parte, llevará corbata y se emplea con el saco y pantalón de casimir. La camisa de puño francés es aquella que usa mancuernas (ya hablaremos de este tema en otra ocasión) y es muy elegante. Si es tu estilo te gustará; si no, te sentirás incómodo y "disfrazado". Ah, si es fina, no llevará bolsillo en el pecho.

Por supuesto que existen camisas de calidad para situaciones de business casual.

3. Mídetela por favor antes de comprarla

Este punto es relevante. Pon atención en el tamaño del cuello, puños y hombros.

Fíjate que del cuello no te apriete y te sofoque (la mayoría de nosotros los hombres nos quejamos de esto porque la usamos muy justa); el tip clave es que la compres media talla mayor del cuello porque generalmente las camisas encogen. 

También por atención a la medida del largo de los brazos. Lo ideal es que, si te la pones con el saco, las los puños de las mangas salgan de éste un poco (los cánones indican 2 cm). Cuando usas la camisa de puño francés, entonces rebasa más el largo de las mangas del saco de modo que se vean las mancuernas.

Si eres joven o "chavoruco", las camisas slim fit están de moda y morderán tu figura. Abstente de comprarla, te lo ruego, si eres gordo; darás el botonazo feo.


4. Observa tu tipo de rostro y elige el tipo de cuello apropiado

Consulta a un experto para que mida tu forma de cara (redonda, triangular, cuadrada o rectangular) y te sugiera cuál tipo de cuello usar: americana, inglés, italiano o francés. Estas se diferencian unas de otras por el ángulo de abertura que se forma en relación con el botón del cuello. Si no eliges la correcta, te verás cómico porque alargará o recortará tu rostro cuando la cierres con la corbata. Armonizar es el objetivo. Mira la foto.

Nunca compres una camisa de cuello tipo Mao para la oficina; te verás raro, fuera de lugar. Cómprala para lucirla de manera informal, con tus cuates o tu novia.

Y aquí el principal secreto jamás revelado antes: busca a toda costa que el botón del cuello logre ajustar perfectamente uniéndose con las puntas de la camisa, de manera que se forme en el vértice una letra "A". Mira la foto principal. Para ello tendrás que llevarte una corbata al establecimiento comercial y probarte así la camisa. Esto hará un efecto formidable y la diferencia radical sobre tus compañeros de trabajo. Comunicarás clase, estatus, buen gusto, distinción... ¡Créeme!

5.  Elige preferentemente camisas de color blanco; revisa su textura

La camisa blanca es como un lienzo sobre el cual la corbata y el saco lucen magníficamente. Además, combinada con colores de traje obscuros (como el negro, el azul marino y el gris oxford) te ayudarán a comunicar autoridad, liderazgo y "poder". 

Respecto a su textura, puedes comprar la de algodón, solo toma en cuenta que encoge y se pone amarilla tras varias lavadas. Eso sí, es fresca y cómoda. Además de esta, debes saber que existe otra: una mezcla de algodón con poliéster (35%-65%); sus ventajas: se mantiene blanca siempre, se arruga y encoge poco, pero tiene la desventaja de que es muy caliente o retiene el calor (puedes sudar más).

Claro que hay camisas preciosas rayadas y de colores también, que lucen padrísimas pero debes saber cómo combinarlas apropiadamente con la corbata y el traje; muchos se equivocan en esto, no es fácil. Nosotros te asesoramos, incluso, para saber escoger la perfecta para ti conforme a tu color natural (de piel, ojos y cabello).

6. Piensa si usarás la camisa con saco o sin este conforme a la ocasión

Te recomiendo adquirirla de manga larga; mostrar los brazos en la oficina no es conveniente por razones estéticas e higiénicas. Además, la camisa de manga corta es más empleada por repartidores de gansitos, por maleteros, taxistas, etc. porque es cómoda al tenerse los brazos más sueltos para operar. Esta te resta presencia o fuerza.

Ten en cuenta que habrá momentos o situaciones en las cuales tendrás que retirarte el saco por calor o comodidad, por lo que todos verán tu camisa.

7. Cuidados de la prenda 

Vigila siempre que tu camisa esté perfectamente planchada y limpia; sé muy exigente especialmente con el cuello, pues arrugado y sucio te restará puntos valiosos para dar una estupenda imagen personal. No dejes de usar camiseta interior por higiene personal y seguridad (así el sudor del cuello y de las axilas no mancharán el saco puesto).

Lleva a la tintorería tus prendas para lavado y planchado; lo puedes hacer tu mismo si sabes hacerlo pero, de otro modo, más vale pagar por el servicio.

Espero que estos sencillos consejos sobre cómo elegir esta prenda sean de utilidad para ti a fin de que luzcas como un verdadero profesional. De este modo te distinguirás del resto.

En SPECCHIO - SIGNUMS te ofrecemos el servicio de personal shopper para hacer más fácil, rápida, exacta, agradable e inteligente tus compras.

¡Éxito!


lunes, 10 de noviembre de 2014

¿Cómo usar correctamente los leggins?

Presentes ya sea en el deporte, en la farándula, en la vida diaria o para salir, los leggins se han convertido en los últimos años en una prenda popular e indispensable en el guardarropa de la mujer moderna. 

Y es que gracias a la tecnología actual que permite producir nuevas clases de textiles, dicha pieza stretch estiliza la figura femenina al permitir lucir conjuntamente las piernas y las caderas, y sacar así el mejor provecho a tu cuerpo.

Sin embargo, es preciso señalar que la mayoría de las mujeres no saben cómo utilizarlos y, más bien, se ven muy, muy mal. De hecho, los leggins no son para todas y, como ocurre con cualquier otro tipo de prenda para vestir, también existe el buen gusto aquí. 

¿Qué criterios debes seguir para saber usar estos mallones correctamente en tu outfit? A continuación te brindamos algunos tips útiles, conforme a...

1. Tu personalidad: Úsalos conforme a tu estilo

Si eres una mujer que gusta del estilo clásico o tradicional, quizá te sientas incómoda con esta prenda. Lo más recomendable entonces será no usarla. Pero si eres de personalidad conservadora y ya los usas, no fallarás si estos son discretos, lisos, de mayor grosor en su textura. Acompáñalos con una blusa, sweater, blazer o camisón que cubra tus glúteos completamente, o bien, al menos la mitad de los mismos. Asimismo, ponte unas botas de color café o negras. (A esta forma de vestir se le llama también moda Han Solo).

Si por el contrario eres de un estilo más atrevido o seductor, lo más probable es que prefieras emplearlos con una textura más liviana y hasta brillante, incluso hasta de material de cuero. Desde luego que los zapatos de tacón acentuarán aún más tus curvas. Pero cuida, y esto lo subrayo, que tus leggins no sean semi transparentes ni tan, tan apretados y hasta arriba, que se vean tus genitales. ¡Ay! Te percibirás vulgar (igual que si no trajeras ropa).

¡Nunca será sexy tampoco dejar ver tu ropa interior o hasta la toalla sanitaria!

2. Tu forma del cuerpo: Acéptalo ya ¡A ti no te van!

Quizá tengas un cuerpo escultural, o tal vez no, pero los leggins no debes usarlos si tienes sobrepeso. Se ven fatales cuando eres una persona obesa. Ten cuidado, pues quizá crees que te ayudan a "hacer figura", pero más bien te deforman y das... lástima.

Además, sucede que al estirarse más la tela de lo que debe, se marcan demasiado esas llantitas y se transparentan bastante, de modo que hasta se percibe la celulitis. Ahora imagina que si los usas de color carne, pues el efecto grotesco ¡se duplica! ¡Parecerás desnuda!

Aquí también debo advertirte que si portas un calzón o tanga ajustados, ¡se te va a notar! Busca que sean del mismo color, pero invariablemente sugiero cubras tus caderas. Prueba un vestido. Claro que, si vas al gimnasio, pues la idea es más bien lo contrario.

¡Ah! Toma en cuenta que los colores obscuros visualmente "reducen" tallas y los claros "agrandan". El uso de leggins estampados puede darle más volúmen a tus pompis y muslos si eres delgada. La verdad es que si tus piernas son de popote, mejor conviene cambiarte y optar por otra prenda.

3. La ocasión: Todo tiene un tiempo y un lugar


Aunque hay de leggins a leggins respecto a su amplia variedad -serios, alegres, creativos, dramáticos, exuberantes  etc.- considera que estos no son para la oficina o para el ámbito profesional, pues su naturaleza es llamar la atención; serás percibida de manera equivocada. Eso sí, son ideales para salir, para una fiesta, para el gym o para ocasiones informales o especiales.

Ten presente que la forma de portarlos es igualmente importante; evita en toda ocasión y lugar posturas raras que provoquen la risa de quienes te observen, o bien, impropias de una dama que pongan en duda tu reputación. No envíes mensajes equivocados acerca de quién eres. ¡Compórtate! Como te ven, te tratan.

Procura no portar los leggins en sitios como templos religiosos; el efecto es el mismo con los escotes o las minifaldas. No son para esta clase de recintos. ¡Robarás cámara!

Te invito a que busques aquellos diseños, texturas, colores y tallas conforme a tu estilo a fin de lograr una imagen física impecable y siempre de acuerdo a tus gustos e intereses. El propósito es sentirte bien contigo, ser igualmente discreta y enviar el mensaje que realmente deseas.

En SPECCHIO te asesoramos de manera personal en este y otros temas relacionados con tu imagen personal. www.SIGNUMS.com

Y recuerda: "Los niños, los borrachos y los leggins siempre dicen la verdad".

Te compartimos la siguiente liga de un video sobre el tema, con más de un millón de visualizaciones en Youtube, titulado: "10 reglas para usar leggins": https://www.youtube.com/watch?v=hmoKaHL00Q4

viernes, 24 de enero de 2014

SIGNUMS y SPECCHIO recomiendan: "El poder de la ropa"

Lucy Lara y Antonio González de Cosío nos demuestran en su obra que en el buen vestir la ropa "es mucho más que tela, colores y accesorios. Para ellos, en las distintas áreas del trabajo, así como en la vida social y sentimental, vestir bien y desarrollar un estilo personal son, sin duda, fundamentales para obtener el éxito".

La obra contiene consejos, orientaciones y testimonios sobre "el poder de la ropa".


En SIGNUMS-SPECCHIO te ayudamos en nuestros cursos y consultorías a implementar estos y muchos otros valiosos consejos para tu imagen física profesional.

www.signums.com


miércoles, 26 de junio de 2013

COMPRAS INTELIGENTES

Por Yamile Abdel-Jalec  
Directora de Imagen Física en SPECCHIO
 

Aprende a comprar piezas clave que además de ser comodines en tu clóset, tienen la capacidad de elevar el estilo y la elegancia de tu look

La bolsa es el accesorio que más usas y por eso vale la pena invertir en ella. Para el diario, busca una de buen tamaño y de material duradero como la piel. Los tonos neutros son cosa del pesado, un bolso rojo te hará lucir vanguardista. También necesitas un clutch para la fiesta, uno con estampados colorido te permitirá utilizarlo tanto de día como de noche.

Es imposible prescindir de los jeans. Los más caros no siempre serán los más favorecedores. Considera la relación entre la calidad de los materiales y el corte ya que esto define, en conjunto, un buen diseño. Prueba varias opciones y de los que mejor te queden puedes comprar dos: uno oscuro (el más formal) y otro claro (para  imagen casual). 

La chamarra es la prenda que te protege de los cambios climáticos, una pieza básica en la que no debes limitarte. Considera que su diseño y acabado jugará un papel protagónico en el aspecto que tomará con el tiempo. Te recomiendo apostar por los cortes clásicos y atemporales como los tipo trench ¡será una excelente inversión!

Ahora, a disfrutar de las compras sin remordimientos.

 

sábado, 4 de mayo de 2013

LA ETIQUETA DE LA NUEVA TECNOLOGIA

 
Por Yamile Abdel-Jalec  
Directora de Imagen Física en SPECCHIO

Estás cenando en un restaurante con alguien especial, el ambiente es íntimo y de repente, suena fuertemente un teléfono celular rompiendo el encanto, la persona que está sentada frente a ti comienza a hablar animadamente por teléfono. O quizás estás trabajando en la oficina y decides que tienes cinco minutos para leer tus correo electrónicos, pero para hacerlo, primero debes “navegar” a través de correos chistosos, inspiracionales, alarmistas o varias cartas en cadena que debes enviarles a “10 personas en menos de cinco minutos” para así asegurar buena suerte.

Estos son solo algunos de los cuentos de horror de la nueva tecnología, y lo que pasa es que la ciencia y la tecnología han avanzado a pasos agigantados en tan poco tiempo, que la gente apenas se está adaptando a los cambios en el plano social.

Estos cambios han creado una cultura donde las personas utilizan las ventajas de la tecnología pero a la vez van rompiendo las reglas de la cortesía y la urbanidad. Se trata de multitudes hablando por teléfonos celulares, enviando fotos y mensajes instantáneos a grandes velocidades que encima, muchas veces atentan con el buen gusto y la sensibilidad.

Todos esperamos que los demás conozcan las reglas de conducta de la sociedad porque cuando las conoces se te hace más fácil mantener las buenas relaciones con los demás. Pero ese es precisamente el problema actual, que además de usar el sentido común o no usarlo, muchos no conocer la etiqueta establecida para estos casos (la netiqueta), donde nos orienta sobre cómo usar estos medios de comunicación de una forma respetuosa y considerada con los demás, y hasta provechosa para nosotros.

Increíblemente en la era de la comunicación instantánea es cuando peor nos comunicamos, pues algunas veces olvidamos que estamos tratando con una persona al otro lado del teléfono y ahí dejamos nuestros modales.


LAS REGLAS DEL USUARIO RESPONSABLE

Teléfonos celulares:
-       Nunca hables por teléfono en elevadores, museos, bibliotecas, iglesias, cines, teatros, restaurantes, la sala de espera del médico y otros lugares públicos imponiendo tu conversación a los demás.
-       Si tienes que usar el celular, mantén una distancia de por lo menos 3 metros de las demás personas.
-       Habla en voz baja y realiza una llamada breve.
-       Jamás coloques el teléfono encima de la mesa del restaurante, por si alguien te llama.
-       Las personas que están frente a ti deben tener la prioridad sobre tu teléfono.
-       Si por fuerza tienes que recibir o hacer una llamada, solicita le permiso o discúlpate con la otra persona y busca un lugar privado.
-       No gradúes tu timbre del teléfono muy alto ni uses una música estridente.
-       No uses la cámara del teléfono para tomar fotos no autorizadas de otras personas. Esto es una invasión a la privacidad.

Mensajes instantáneos y de texto:
-       No uses los mensajes de texto para despedir algún empleado o aclarar una situación personal.
-       Cuidado con el “tono” de tu mensaje. Las palabras suenan muy distintas cuando las decimos que cuando las escribimos.
-       Considera la hora. El hecho de que estés despierto no quiere decir que los demás lo estén.
-       No “bombardees” a los demás con mensajes por cualquier motivo. Interrumpir con frecuencia a los demás es una descortesía y denota falta de consideración con su tiempo.

Correo electrónico:
-       Exprésate correctamente cuidando la ortografía y redacción.
-       Contesta los correos dentro de un tiempo prudente. No más de 24 horas, no hacerlo es equivalente de ignorar a esa persona.
-       Evita escribir en mayúsculas porque equivale a hablar gritando.

La regla principal es mantener en mente que se está tratando con una persona y merece la misma cortesía que con el trato intrapersonal.

sábado, 20 de abril de 2013

Mitos del estilo

Por Yamile Abdel-Jalec
Directora de Imagen Física en SPECCHIO



Hay lineamientos de moda que se han pasado de generación en generación pero eso no quiere decir que sea verdad o que sigan vigentes esta temporada. Aquí alguno de los mitos:


No se deben mezclar estampados

Este cambio de temporada se alienta a jugar con diferentes texturas, colores y estilos rompiendo con los viejos esquemas.

El truco es encontrar elementos en las prendas que coincidan dentro del contraste.


El traje sastre es para la oficina

Aunque se crearon para su uso en la oficina, lo podemos utiliza en otras ocasiones y otros lugares. Lo que si está prohibido es usar el traje sastre con el corte cuadrado de los años 90´s. Si tu estilo es más clásico, puedes usar un traje acinturado en color negro y combinarlo con unos zapatos llamativos.

Si te gusta lo atrevido, opta por un traje en print y no te limites a usar saco y pantalón, puedes usar falda o short e incluso sustituir el saco por un chaleco.


Las blusas son aseñoradas

Las blusas, principalmente las que tienen un detalle coqueto e interesante son un básico en cualquier guardarropa y puedes llegar a ser muy cool.

Lo mejor es que funcionan tanto de día como de noche y para un look formal como casual, y si lo que buscas es lucir juvenil, tienen diferentes opciones en colores, texturas y largos que además puedes complementar con un hermoso collar.


Los zapatos con tacones deben ser incómodos

Es verdad que existen tacones y hormas imposibles de soportar todo un día pero el secreto es utilizar unos zapatos con plataforma y así sostengas el peso uniformemente evitando que te canses, además no serán unos tacones de 12 centímetros sino quizás de unos 5 en realidad.


Después de los 40´s ya no eres sexy

Para ser sexy no necesitas tener 20 años ni tener el cuerpo de Kim Kardashian, tampoco usar prendas muy reveladoras. Lo principal es la actitud y saber elegir la ropa que favorezca tu figura.

Un vestido que marque la cintura y que tenga transparencia sutil es una mezcla perfecta entre lo revelador y lo elegante.

Puedes buscar inspiración en Monica Bellucci como ejemplo.


Los zapatos abiertos se usan sin mallas

Es una opción arriesgada pero está permitido. Se ha visto en muchas pasarelas e intrépidas celebridades.

Si te da miedo esta tenencia, puedes optar por mallas o calcetines del mismo tono que los zapatos para realizar un menor contraste.


Vestido o pantalón

Ya no tienes que elegir el pantalón o vestido para ponerte. No necesitan hacer conjunto sino llevarlos en los mismos tonos o con prints complementarios.


El azul marino no combina con negro

Es una vieja regla que ya no es vigente. Si eres adicta al total black pero quieres darle un giro, esta es tu opción. Además se ve muy elegante y se puede usar de día o de noche.


El pantalón de vestir es formal

No te limites a que los pantalones formales no se usan en ocasiones casuales también puedes usarlos para outfits relajados mezclándolos con prendas informales y cómodas como un suéteres, playeras o chamarra de piel o mezclilla.


Las lentejuelas sólo son de noche

Los brillos y la pedrería ya se permiten en la mañana y tarde. Esto siempre y cuando le bajes a la intensidad con prendas relajadas como unos jeans y flats o una t-shirt lisa en tono neutro.